sábado, 29 de agosto de 2009

Losing my mind

Bueno, lo admito. Lo que hice fue más que colgar el blog. Lo abandoné y le pido perdón [jaja]. Es que cambié de trabajo y, bueno, mi contacto con los informes de Robertito pasó a ser nulo. ¿Se imaginan mi estado de salud mental, ahora que no leo diariamente sus informes, escritos peor que una conversación de messenger? ¿Ahora que no leo sus traducciones extrañas que se asemejan a todo y a nada, menos al inglés? Sí, por un tiempito dejé de tener ticks nerviosos.

Es que dejé mi trabajo por otro. En mi nuevo trabajo también escribo informes de economía. Y tengo mi propia oficina :). Y acá la gente es normal.

Y hay dos pasantes. Precisamente, una de mis tareas es corregir lo que escriben en inglés. Y hasta ayer venía todo bien. Los primeros informes que leí no tenían errores mayores, sólo necesitaban una segunda lectura. Había errores entendibles como la confusión entre 'slowdown' y 'slow down', o no saber que una tasa anual se traduce como 'per annum' y no 'annual'. Cosas que pude hablar con ellos y resolver [creo]. Incluso les hice un mini-diccionario con vocabulario y sinónimos, aunque no estoy segura de que hayan entendido bien cómo se usan todas esas palabras. [releyendo lo del mini-diccionario pensé "¡Diooos! ¿Tan insoportable soy? jajaja ¡Pero les juro que les sirvió y lo usan!]

No importa, la cuestión es que todo venía bien hasta el último informe de México. Y digan que estaba con mi chica cuando lo leí por primera vez. Entonces no me hirvió la sangre [¿será porque ella me pone mansita?]. La salvaje traducción no me provocó ganas de aplastar mi cabeza con la computadora. Más bien me dio gracia. Gracia, resignación; patata, papa. Tal vez se cruzó por mi cabeza un irónico "Nuevo trabajo, ¿más de lo mismo?".

Porque en castellano, el informe decía así:

La banca mexicana está bien capitalizada y su nivel de reservas es mayor al de su cartera vencida.
Y al pedazo de enfermo al que le tocó traducir se le ocurrió que tal vez sería revolucionariamente acertado escribir

The Mexican banking system is well capitalized and its level of reserves is greater than losing your wallet.

Pará. ¡¿Quéeee?! ¡Leí bien? ¿Que las reservas son mayores que perder la billetera?¿Me estás jodiendo? ¿Acaso eso debería tener sentido para mí? ¡¿En serio creíste que eso se traduce así?! ¡¿O mandaste cualquiera, total siempre hay una idiota que lo relee, se indigna, le sube la presión, rompe todo a su alrededor, y lo corrige?! Odio el maldito sistema ¬¬

7 comentarios:

  1. Es que uno cuando cambia de laburo, tiene la esperanza de que en el nuevo todo sea maravilloso. Pero resulta que siempre es la misma mierda.

    ResponderEliminar
  2. Tienen suerte de contar contigo. Cuatro ojos siempre ven más que dos, sólo que los de algunos (o alguna, más bien) ven más allá.

    Eso sí, doy fe de que con lo de "losing your wallet" habría acabado echando espuma por la boca.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Voy a extrañar las anecdotas de Robertito =(
    Te felicito por el blog, sos grandiosa!

    ResponderEliminar
  4. Ja Captain!! me hace acordar cuando me corregiste, va, me hiciste mi CV en Inglés. Igual hay que confesar que tenes una capacidad de redacción muy muy buena tanto en Inglés como en Español.
    Ojo! no estoy justificando la barbaridad de tus nuevos compañeritos, simplemente que aunque quisieramos algunos no podemos escribir como vos!
    Te veo en dos horas, besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Gran blog!

    Me encanta darme cuenta que no somos tan pocos los que creemos que la ortografía es básica.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajaja. Y la carcajada sigue.
    Claro, mi querida V., ¡TODA la vida va a ser mejor la banca mexicana que perder la billetera!, con lo molesto que es sacar papeles de nuevo, la rabia que da la plata perdida, etc, etc.

    Su querido pasante sólo estaba expresando una opinión, jajajajaja.

    Abrazos,
    Lu.

    ResponderEliminar